Cada cultura tiene sus costumbres a la hora de sentarse a comer a la mesa, veamos algunas de las asiáticas.

En Thailandia se usa la cuchara para llevar los alimentos a la boca, el tenedor sirve para apilar la comida. Lo habitual es que se sirva el primer y el segundo platos a la vez en la mesa y se compartan. Nunca comas “el bocado de la vergüenza”.

Cuando estés en Corea no olvides que no debes empezar a comer antes que las personas de mayor edad que tú. Si alguien mayor que tu te entrega un plato de comida o una bebida debes cogerlo con las dos manos, si no se considera una falta de respeto.

Está bien visto que pruebes todos los platos que te ofrezcan en China, eso sí mostrando timidez. Deja el último bocado de comida en el plato, es señal de que te han servido una cantidad generosa.

Si vas a Japón, además de poder llegar con una hora de retraso a una comida, nunca dejes los palillos clavados en el arroz (¡estarás ofreciendo el arroz a los muertos!). Deja siempre los palillos en horizontal sobre el bol o el plato (útil para la mayoría de paises asiáticos). El sorber los noddles es muestra de lo mucho que te gustan. Bebe directamente la sopa del bol.

Si se te cae el pan de la mesa en Afganistán, además de recogerlo, bésalo y vuélvelo a poner a disposición de los comensales. Demuestras respeto por la comida y por la labor que les ha llevado elaborarla.

En India cómetelo todo, tirar comida es “pecado”. Solo usarás la mano derecha para llevarte la comida a la boca. Busca el equilibrio entre comer rápido o despacio.