Nadie dijo que vivir es sencillo. Todas las personas, sin importar la clase social, la raza o la cultura en la que vivimos experimentamos los retos que la vida tiene para ofrecernos, algunos de ellos dulces y otros más amargos. 

 

Aquí lo importante es ver cada vivencia como un aprendizaje que nos enseña a ser mejores personas y a disfrutar las cosas simples de la vida. Un ejemplo de ello es en la Cultura China que está llena de misterios y enseñanzas para enfrentar todas las situaciones que se presentan a lo largo de nuestra vida.  

Es por ello que a continuación te mostramos algunos proverbios chinos para reflexionar y enfrentarse a las adversidades del día a día.  

1.- Cuando te inunde una enorme alegría, no prometas nada a nadie. Cuando te domine un gran enojo, no contestes ninguna carta. 

Es muy importante tener el control de nuestras emociones bien regulado. En ocasiones, cuando nos encontramos en situaciones que nos hacen sentir felicidad inmediata o por el contrario, extremadamente infelices o furiosos.  En estos momentos lo importante es mantener la calma ya que las decisiones o acciones que tomemos en estos momentos pueden ofender a otras personas o inclusive lastimarnos a nosotros mismos.  

2.- El que teme sufrir, sufre de temor. 

La vida constantemente nos presenta retos y depende de nosotros verlos como problemas sin solución o como buenas oportunidades para aprender y crecer como seres humanos.  

Muchas veces tenemos miedo de enamorarnos, de perseguir ese sueño que tenemos desde hace años o de que algo malo pueda pasarnos sin considerar que ese miedo es lo que más nos hace daño.  

Pero, ¿Qué pasa si fracasas? Aquí lo importante es ver cada caída como una lección aprendida que nos preparará para el futuro.

3.- Nada sienta mejor al cuerpo que el crecimiento del espíritu.

Mente sana, cuerpo sano. Si comenzamos a hacer actividades que nos hagan sentir plenos comenzaremos a manifestar cosas buenas como un cuerpo saludable.  

Está comprobado que la gente que medita, que lee y que se siente feliz se enferma menos y vive más.  

4.- Antes de ser un dragón, hay que sufrir como una hormiga.

No existe un camino fácil para el éxito. En la vida para llegar a la meta hay que subir escalón por escalón.  

Aunque algunas veces nos sentimos estancados o que no avanzamos es importante reconocer que los esfuerzos pequeños del día a día son los que nos convierten en personas exitosas en el largo plazo.  

5.- Si tu problema tiene solución, ¿para qué te preocupas? Si tu problema no tiene solución, ¿para qué te preocupas?  

En tu vida ¿Te ocupas o te preocupas? Cada vez que nos enfrentamos a un problema es crucial entender que si dejamos llevarnos por las emociones negativas y la ansiedad no solo no resolveremos el problema sino que también nos afectaremos a nosotros mismos.  

Y, hablando de los problemas que quedan fuera de nuestro alcance lo mejor es fluir con ello y dejar de preocuparnos.  

Y ahora que sabes un poco más de la cultura china cuéntanos ¿Cuál de estos proverbios es el que aplicarás en tu vida?

El sabor de Asia | Asian Healthy Food